miércoles, 22 de abril de 2015

El sútil pero impresionante efecto de convivir cercanamente con algunos animales

Decir que vivir con animales en general es benefico, es tan falso como decir que vivir con cualquier hombre o mujer es toda una experiencia de crecimiento.

Esto nos trae de regreso el tópico medular de la Psicología Positiva: la busqueda y el desarrollo propositivo de la felicidad personal. Ciertamente un tópico aparentemente muy alejado de los asuntos de cultura organizacional de los que hemos estado escribiendo.

La convivencia con animales va mucho mas alla de los perros en casa, pero ellos son los mas populares porque se han adaptado a la vida en las grandes ciudades.  Una buena referencia sobre este tópico es esta:
    beneficios para la salud por convivir con perros

 Pero más alla de las demostraciones publicadas, de los beneficios para la salud psicologica de convivir con perros, la realidad supera con mucho a lo publicado.  Antes de seguir con mi argumento, por favor observa la siguiente foto de mi, con mi gallina predilecta.




Para llegar a esta nivel de interacción, pasaron varias semanas antes de que la Negra dejara de correr solo ante el hecho de abrir el jardin y gallinero, donde vive con otras.

Para llegar a esto tuvimos que reconocer cada uno lo que le preocupaba del otro. Para empezar ese pico a 5 centimetros de mi ojo, si asusta - mucho mas despues de que su gallo cuidador me picoteo la boca por acercarme demasiado.

Seguramente a ella le precupaba el tono gritón, mandón y sonorense de mi voz. También le asustaba que cada vez que me veia yo hacia ruidos estridentes de taladros para arreglar su casa.

Pero una vez sobrepuestos estos miedos y algunas hojas de acelgas y espinacas de por medio, los miedos cedieron - al cabo de mas de 10 semanas de conocernos.

Hoy en dia la relación es tal que responde a su nombre, corre al encuentro y se deja abrazar y levantar sin que ninguno tenga miedo.  

Cuando, al final del día, puedo aquilatar lo que cada uno ha ganado, sin duda cada uno se siente correspondido.  Yo en lo particular aprecio el desarrollo de un entedimiento y confianza mutuas que pocas veces he logrado construir. Y todo esto como resultado de los pequeños detalles de modular la voz, calibrar mi movimientos, hacer gestos de acercamiento, apoyar, cuidar, alimentar, etc.

Para mi, esto es parte de la calidad de vida y felicidad que siempre he buscado. Sin duda la Psicología Positiva nos quitó el dedo de la llaga y nos re-enfoco en construir lo positivo por pequeño que pueda parecer a ojos externos.